Ya habló la nadadora que se desmayó en plena alberca: “Cuando sentí que podía relajarme, todo se volvió negro”

Anita Alvarez perdió el conocimiento en plena rutina y fue rescatada del fondo de la alberca por su entrenadora

El desmayo de Anita Alvarez en plena alberca le dio la vuelta al mundo y puso al Campeonato Mundial de Natación en el escaparate deportivo este verano.

La nadadora estadounidense se desvaneció al término de su rutina, los guardavidas no saltaron en su auxilio y lentamente su cuerpo se sumergió hasta el fondo de la alberca.

Sin embargo, apareció su entrenadora, la española Andrea Fuentes, y en en una secuencia de imágenes que se volvió viral en redes sociales la rescató para llevarla hacia la superficie y evitar lo que pudo haber sido una tragedia.

Un día después del incidente, Alvarez habló sobre lo sucedido y su reacción al enterarse de que su desmayo fue una noticia que llegó hasta rincones inimaginados del planeta.

“Al principio me chocaron (las imágenes). No esperaba que se publicara algo así. Pero después me lo tomé con calma. No quise verlo con pesimismo. Ahora pienso que las fotos son bonitas de alguna manera. Verme ahí abajo en el agua, tan en paz, tan en silencio, y ver a Andrea bajando con su brazo extendido intentando alcanzarme como un superhéroe… A veces el lugar más pacífico de la tierra está bajo el agua: cuando te sientas en el fondo de la piscina en silencio. Sientes que no pesas, estás contigo misma. A mí me encanta. A veces necesito ese momento. Y en las fotos parece todo muy natural, aunque coger a una persona del fondo de una piscina y levantarla hacia la superficie es muy difícil. Sobre todo cuando te sumerges a tres metros de profundidad con tus ropas de calle. ¡Esta mañana cuando se levantó dijo que sintió que tenía lumbago!”, manifestó en entrevista para el diario AS.

La estadounidense de 25 años de edad reveló, también, que nunca se percató del esfuerzo extremo al que estaba sometiendo a su cuerpo durante el ejercicio.

“No sentí eso. Solo que estaba dejando todo en la piscina. En la última figura, donde tengo que despedirme levantando un brazo, creo que pensé: “¡Empuja ese brazo! ¡No abandones ahora! ¡Dalo todo hasta el último segundo!”. En el pasado he sentido que me desvanecía. Esta vez creo que estaba muy conectada mentalmente, tan metida en mi papel, viviendo el momento tan intensamente, que estaba realmente disfrutando de mi actuación y no era consciente de que estaba así. No sentí el dolor hasta que terminó. A veces no sientes dolor hasta que paras. Es como el atletismo. Me gusta correr. A veces estás corriendo y en el instante que paras es cuando sientes el golpe de dolor. En esta rutina me encontraba genial, tan cansada como siempre pero disfrutando. Y cuando sentí que por fin podía permitirme relajarme fue cuando todo se volvió negro. No recuerdo nada más hasta que desperté”, confesó.

“Forzamos nuestro cuerpo hacia el límite y a veces lo traspasamos un poquito, como me ocurrió el otro día y como realmente sucede en cualquier deporte. En nuestro deporte la gente no se da cuenta porque se puntúa una imagen de armonía y felicidad. Sonreímos con maquillaje. Esas pequeñas cosas esconden lo tremendamente exigente que es esto. Cuando acaban los entrenamientos sentimos que nos morimos de todo el esfuerzo. No nos podemos ni mover. La gente no imagina lo frecuentes que son estos desfallecimientos. Yo he atraído mucho la atención porque me ha ocurrido durante unos Mundiales. La gente no ve que en este deporte todos los días se desvanecen nadadoras. Esto no me ocurre solo a mí”, añadió Alvarez.

Sin embargo, la veterana del equipo estadounidense de natación artística aseguró de manera contundente que está lista para continuar compitiendo en el Campeonato Mundial que se lleva a cabo en Budapest.

“Descansé mucho, toda la noche y todo el día. Siento mi cuerpo totalmente normal. Es algo que ya me ha ocurrido. Descansas y al día siguiente vuelves al agua. Tienes que hacerlo así para no cargar tu cabeza de miedo. Los médicos me han revisado. Siento que mi cuerpo puede gestionarlo y está todo en mi mente. Quiero terminar esta competición, que ha sido la mejor que hemos tenido en Estados Unidos en mucho tiempo. Estoy muy contenta con mi solo, y ahora no quiero faltar al compromiso con mi equipo en la final del libre. Quiero acabar estos campeonatos con la cabeza alta. Quiero que mis compañeras sientan que pueden confiar en mí y esto nos haga más fuertes”, finalizó.

Te puede interesar: ¡TODO MAL PARA PUMAS EN TEXAS! GOLEADO POR RAYADOS Y SU REFUERZO ESTELAR TERMINÓ LESIONADO