¿Por qué los socorristas no ayudaron a la nadadora que se desmayó en plena alberca, Anita Álvarez?

La FINA afirmó que revisará las reglas que impiden a los socorristas actuar sin autorización previa de los árbitros

El incidente de Anita Álvarez le dio la vuelta al mundo: luego de que la nadadora se desvaneciera en plena alberca, luego de finalizar su rutina, una duda que surgió fue por qué los socorristas no auxiliaron a la atleta de origen mexicano.

Las imágenes de Andrea Fuentes, su entrenadora, rescatando a Anita Álvarez, hizo que toda la atención se dirigiera a los socorristas: las personas encargadas de auxiliar a los atletas en caso de que presenten algún inconveniente en la alberca.

Sin embargo, éstos no intervinieron en el desmayo de Álvarez sino hasta que salió de la piscina en brazos de su entrenadora. Ante esto, la FINA emitió un comunicado donde menciona que revisará las reglas respecto a la intervención de los socorristas sin autorización previa.

FINA no permite que los socorristas actúen sin previa autorización de los árbitros

De acuerdo con la FINA, las personas que son contratadas como socorristas tienen la indicación de no actuar salvo que el árbitro en turno lo indique: por esta razón, la entrenador de Anita intervino en el rescate de su atleta.

“En ese momento no pensé, simplemente me dije tienes que llegar lo más rápido que puedas, sacarla a la superficie y hacer que respire”, explicó Andrea Fuentes tras rescatar a Anita Álvarez.

“Según los reglamentos, (los socorristas) sólo pueden saltar a la piscina tras recibir una señal del cuerpo de árbitros”, destacó el director del servicio de salud del Campeonato Mundial de Natación, Béla Merkely. Se trata de una restricción impuesta para evitar interrupciones de los programas de las competiciones “en caso de un eventual malentendido”, explicó.

Andrea Fuentes habló de la nula intervención de los socorristas

Después del hecho ocurrido en Budapest, la entrenadora española mencionó que fue ‘normal’ que los socorristas no ayudaran a tiempo ya que no conocen tan bien el deporte como ella.

“Ahora que lo pienso es normal, porque ellos -en referencia a los socorristas- no conocen este deporte tanto como yo y tampoco nadan tan rápido como yo, por lo que es normal que no reaccionaran tan rápido. Por eso me tiré, porque vi que no iban y me dije no puedo esperar ni un segundo más”, aseguró Fuentes.