logoCaliente

¡Noooooooo! El grito de un Autódromo que pasó del éxtasis a la desolación por Checo

La afición en el Autódromo Hermanos Rodríguez gritó de asombro y decepción

No solo lleno sino también hirviente de fervor por ver a Checo Pérez en el podio, el Foro Sol ni siquiera vio una vuelta del mexicano en competencia durante el Gran Premio de la Ciudad de México 2023.

La única vez que los fanáticos explotaron de entusiasmo fue en la vuelta de reconocimiento y un par de horas antes durante el desfile de pilotos. Pero fuera de ello, ninguna ovación, ningún grito por motivos deportivos.

La arrancada se vivió con angustia y emoción, al ver en las pantallas del Foro al mexicano rebasar y al menos asegurar lo que parecía un tercer puesto, es decir, subir dos posiciones, apenas en la primera curva. Sin embargo, pronto se vio un Red Bull volar y salir de la pista.

“¿Es Checo?” ¡Es Checo!”, eran las preguntas angustiosas y respuestas incrédulas entre la gente. Cuando la caravana de autos llegó a las curvas del Foro Sol, casi al completar la primera vuelta, la afición confirmó que el unico Red Bull era el de Max Verstappen, quien fue abucheado.

El neerlandés había sido tratado con respeto durante todo el fin de semana, pero los gritos en su contra sonaban a válvula de escape para toda la expectativa y emoción de los fanáticos.

Solo al final, varios segundos después pasó Checo, con el pontón derecho claramente roto. El silencio ya predominaba y lo siguiente fue la pantalla donde el tapatío, ya en pits, golpeaba el volante en signo de desesperación.

Una última esperanza quedaba, pues parecía que los mecánicos intentaban arreglar algo rápido para enviarlo de nuevo a la pista.

Pero la celeridad de movimientos de los mecánicos de repente se convirtió en gestos que reflejaban que no había nada que hacer, que el coche entraba al garage y que Checo abandonaba su Gran Premio cuando apenas dio una vuelta, la mayoría de ella como último coche y ya sin opciones de competir.

¡AFICIONADOS SE MOSTRARON EN SHOCK!

No estamos decepcionados, estamos en shock. Pero hoy más que nunca estamos todos somos Checo”, aseguró una aficionado.

Fue muy rápido pero muy decepcionante, muy frustrante, veníamos con toda la actitud”, lamentó otra fanática.

Aunque la afición del Foro Sol se mantuvo, las gradas frente a los pits se vaciaron a la mitad apenas después del incidente.

Esto sucedía mientras Verstappen continuaba como líder, al tiempo que Checo ya daba largas entrevistas a los medios internacionales y nacionales, pues estuvo alrededor de una hora en el “corralito” de la prensa, con un semblante serio pero no tan desencajado como podría pensarse.

“Si hubiéramos pensado en el campeonato era un riesgo innecesario pero hoy solo pensaba en ganar, un podio en México para mí no hubiera sido suficiente; solo quería ganar y cuando vi la oportunidad lo arriesgué y arriesgué quizá de más, pero si volviera a estar en esa situación en mi casa, seguro lo volvería a hacer”, justificó Checo.