La Premier League guardará un minuto de silencio en los partidos de este fin de semana por el fallecimiento del príncipe Felipe de Edimburgo a los 99 años de edad.

Los jugadores, además, portarán un brazalete negro por la muerte del monarca como muestra de respeto a la familia real del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

“La Premier League está profundamente afectada por la muerte de su majestad el príncipe Felipe, duque de Edimburgo. Nuestros pensamientos y condolencias están con su majestad la reina, con la familia real y con todos aquellos en el mundo que sientan la muerte del príncipe”, dijo la Premier en un comunicado.

El consorte de la reina Isabel II falleció a los 99 años de edad y guardaba una estrecha relación con el futbol, habiendo asistido a varias finales de la FA Cup y a la Copa del Mundo en la que Inglaterra se hizo con el título en 1966.

Uno de los primeros en expresar sus condolencias fue el Tottenham Hotspur, que se mostró “profundamente entristecido” por las noticias de la muerte del duque de Edimburgo y expresaron que sus pensamientos y simpatías están con la reina y con la familia real.

En la misma línea se mostraron el Manchester City, que mandó sus “más sinceras condolencias” a la familia real, y el Manchester United, que compartió fotos del duque con jugadores antiguos del equipo inglés.

El Arsenal, que vio cómo Felipe inauguró el Emirates Stadium en 2006, apuntó que siempre ha tenido una larga asociación con el club y que su primera visita a Highbury fue en octubre de 1952, apenas ocho meses después de la coronación de Isabel II.

“Siempre será recordado por los aficionados del Arsenal por oficialmente inaugurar el Emirates Stadium el 26 de octubre de 2006, cuando mostró un sincero interés en nuestra nueva casa, hablando con nuestros jugadores, empleados y aficionados. Fue un día inolvidable”, dijo el Arsenal en un comunicado.

Ver más: ANDRÉS GUARDADO, DESCARTADO PARA EL DUELO FRENTE AL ATLÉTICO DE MADRID