El piloto de Red Bull Sergio ‘Checo’ Pérez atribuyó al cambio del alerón trasero la caída del desempeño de su monoplaza en las pruebas de clasificación y el cuarto puesto que tendrá en la salida del Gran Premio de la Ciudad de México.

La jornada también afectó el coche de su compañero de equipo, Max Verstappen, quien partirá en el tercer puesto.

“Max tuvo unos daños en su auto y me cambiaron a mí el alerón trasero. Creo que eso me perjudicó un poco”, lamentó el mexicano tras alcanzar el cuarto puesto de la clasificación con un tiempo de 1 minuto, 16 segundos y 342 milésimas.

El británico Lewis Hamilton partirá en el segundo puesto y el finlandés Valtterri Bottas será el primero.

El piloto nacido hace 31 años en Guadalajara, confía en que el problema con su alerón no merme su desempeño.

“Creo que mi alerón trasero no está al ciento por ciento, pero lo tendremos que ver y esperemos que no afecte mucho en la carrera”, dijo.

Sergio Pérez aseguró que salir desde el cuarto lugar no es algo malo en su búsqueda por superar su mejor participación en México: un séptimo lugar en 2017 y repetido en 2019.

Sobre la prueba puntuable, dijo que “todo puede pasar” porque es una carrera larga que exige paciencia para “llegar hasta el final”.

Ver más: CARLO ANCELOTTI LLEGÓ A LAS 100 VICTORIAS COMO DIRECTOR TÉCNICO DEL REAL MADRID