El veterano receptor abierto de los Tampa Bay Buccaneers, Antonio Brown, acusado de obtener una tarjeta de vacunación COVID-19 falsa, ha sido descartado para el partido del contra los New York Giants.

Brown no ha jugado desde que sufrió una lesión en el tobillo durante la semana seis contra Philadelphia, pero aunque su lesión ha ido desapareciendo no entrenó esta semana.

A principios de esta semana, Steven Ruiz, excocinero de Brown, quien también se desempeñaba como asistente personal, acusó al veterano receptor abierto de obtener una tarjeta de vacuna COVID-19 falsa y dijo que Brown la había obtenido de un compañero de equipo de los Buccaneers. El abogado de Brown ha negado la acusación.

Mientras que el head coach Bruce Arians dijo que el equipo hizo su debida diligencia al examinar las tarjetas de vacunas de los jugadores y que la liga también realizará una investigación.

Ver más: SERGIO PÉREZ Y UNA CLASIFICACIÓN “LOCA” PARA EL GP DE CATAR