Castigo para los Dolphins y suspensión para el dueño Stephen Ross por violar la integridad del juego

La NFL castigó a los Dolphins y suspensdió al propietario Stephen Ross por comunicaciones inadmisibles con Tom Brady & Sean Payton

La NFL suspendió al dueño de los Miami Dolphins Stephen Ross y le impuso una multa de 1.5 millones de dólares por comunicaciones inapropiadas con Tom Brady y Sean Payton, como consecuencia de una investigación de seis meses desencadenada tras la demanda por discriminación racial que Brian Flores interpuso contra la Liga.

La investigación determinó que los Dolphins no perdieron partidos adrede durante la temporada de 2019, pero que el equipo mantuvo una comunicación no autorizada con Brady y su agente Don Yee.

Como parte de las sanciones, los Dolphins perdieron su selección de primera ronda en el Draft 2023 y la de tercera ronda en 2024.

Ross estará suspendido hasta el 17 de octubre, no podrá acudir al complejo del equipo y tampoco podrá representar a los Dolphins en ninguna actividad de la NFL. Asimismo, no podrá participar en reuniones de la Liga previo al cónclave anual en 2023 y se le removió indefinidamente de todos los comités.

“Las investigaciones encontraron comunicaciones indebidas de un alcance y gravedad sin precedentes. No sé de algún caso previo en que un equipo haya violado la prohibición de comunicarse indebidamente con un entrenador en jefe y un jugador estelar en posible detrimento de muchos clubes más durante un periodo de varios años. Tampoco sé de un caso anterior en que los dueños hayan estado tan directamente involucrados en las infracciones”, dijo el comisionado de la NFL Roger Goodell en un comunicado.

La pesquisa concluyó también que los Dolphins violaron en tres ocasiones las políticas de la NFL que prohíben comunicarse directamente con miembros de otros equipos. El contacto indebido con Brady habría comenzado incluso en agosto de 2019 y hasta la postemporada de 2020, cuando estaba bajo contrato con los New England Patriots.

Bruce Beal, vicepresidente de los Dolphins, encabezó “estas discusiones numerosas y detalladas”, y mantuvo informados a Ross y a otros ejecutivos sobre las conversaciones con Brady.

Beal tendrá que pagar una multa de 500 mil dólares y no podrá acudir a reuniones de la Liga en lo que resta del año.

Te puede interesar: “A MÍ NADIE ME DIJO NADA” SOBRE LA OFERTA POR DINENNO: ANDRÉS LILLINI