Zlatan Ibrahimovic, aunque no ve lejos el retiro, sigue dejando muestra de su temple y mentalidad, que para algunos incomoda, aunque el sueco lo explica en una palabra.

“Tengo confianza. No soy arrogante ni pretencioso. Una persona ignorante diría arrogante. Una persona inteligente diría confiada”, lanzó.

Además, Zlatan no consideró necesario tener una Champions en sus vitrinas.

“En el club lo gané todo menos la Champions. Pero no me quejo porque he hecho más que muchos otros. Estoy feliz”.

Para cerrar, Ibrahimovic tiró otra frase para el glosario de su ya extenso texto de frases a lo largo de su carrera.

“No echo de menos el Balón de Oro, el Balón de Oro me echa en falta a mí”.

TE PUEDE INTERESAR: Granada y América: ‘Darwin Machís no se quiere ir, no hay más’