Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, admitió las dificultades que tuvo su equipo para derrotar a un Atalanta en inferioridad numérica pero se quedó con el triunfo (0-1), "un buen resultado" que aseguró no sentencia la eliminatoria. 

"Hemos marcado un gol y no encajamos, sabemos que teníamos muchas bajas pero seguimos con lo que estamos haciendo bien, defensivamente fuertes y no concedemos ocasiones al rival. Luego, al menos marcamos un gol que era importante meter fuera de casa. La eliminatoria está abierta. Hay que jugar a ganar el partido de vuelta", analizó. 

'Zizou' explicó la razón por la que apostó por Isco Alarcón, gran sorpresa en su equipo titular, y un cambio de sistema añadiendo un centrocampista más. 

"Queríamos quitarles la posesión y porque juegan con tres atrás. Buscábamos a Isco entre líneas y la profundidad con la velocidad de Vini. Ha sido un partido diferente con la expulsión y al final nos ha salido bien el partido sin jugar un gran partido"

"Isco no había jugado mucho de titular últimamente pero lo ha hecho bien, sabemos lo que nos puede aportar. Es una victoria y ha hecho buen trabajo durante una hora", añadió. 

"Nos ha costado pero al final es un buen resultado, no hicimos un gran partido contra diez pero ganar fuera es un resultado importante. Sabemos que tenemos que jugar la vuelta pero esta vez conseguimos un buen resultado"