El evento estelar de Smackdown presentó un combate entre Chris Jericho y Sami Zayn, ante la mirada atenta de Kevin Owens en la mesa de comentaristas.

Tras una intensa acción entre ambos, KO intentó interferir atacando a Zayn, pero este lo sacó del ring con su potente "Helluva Kick".

Jericho intentó aporvechar esta situación y aplacarle su llave de sumisión predilecta, el "Walls of Jericho", pero Sami lo revirtió y se llevó el triunfo con un "paquetito".

Aunque poco tuvo para festejar, porque recibió el "Codebreaker" de Y2J y luego el salvaje "Pop Up Powerbomb" de KO.