El grito catalogado como homofóbico por FIFA de la afición mexicana hacia el portero rival es un tema que está generando varios efectos negativos en el Tri.

Tras lo ocurrido en el Preolímpico, amistosos y Liga de Naciones Concacaf; la Femexfut recibió la décima séptima sanción por el polémico grito, donde el castigo radica en 65 mil dólares y dos partidos sin público para la Selección Mexicana.

Ante ello, Yon de Luisa ofreció una conferencia de prensa para pedir a la afición que erradique el cántico en los estadios:

Hemos dejado claro la postura de la Femexfut, rechazando enfáticamente cualquier forma de violencia o conducta discriminatoria y exhortando a la afición a evitar este tipo de manifestaciones“.

A pesar de las campañas para eliminar el grito, el Presidente de la FMF lamentó que no haya surtido efecto: “Hemos emprendido innumerables esfuerzos de comunicación, con campañas, despliegue en los estadios y contenidos digitales para crear conciencia e informar de las consecuencias y a pesar de esto, desafortunadamente, estas consecuencias hoy son una realidad“.

Yon de Luisa levantó la voz una vez más, e insistió que “exhortamos a quienes no estén dispuestos a comportarse en el estadio a no perjudicar a los millones de mexicanos que quieren apoyar a la Selección Nacional de México en los diferentes encuentros y sobre todo en el Mundial de 2022″.

Y es que “ser anfitrión del Mundial en 2026 está en riesgo, existe si esto no termina y termina ya, ¿cómo podemos querer ser sede de un Mundial si vamos a tener nuestros estadios vacíos?”.

https://www.facebook.com/foxsportsmx/posts/367316961408753?__cft__[0]=AZXa2KSwigrUhAHaRoS4xa1uQRnlN5R8kXSb49PY_BXaWMvwJ371FTN4-3Bynw9phOLSGtrqJIPuL0OEOgR4Q0SlbU-tBk8vWi9DMezElAkGGmv5e_b1dAW7L0m5pY-BOF2-sw4OwasTx1HzTRwudro0HQduJHCKSXDt8brO4-dNgnkuFAaIk65ECVkxycNASz0&__tn__=%2CO%2CP-R

Agregando que “paremos ya por favor el grito que además de ser discriminatorio lejos de identificarnos como la gran afición que somos nos está alejando de nuestra Selección. Debemos parar esto ya. El efecto puede ser devastador para la industria del fútbol mexicano. Que sea la primera y última sanción que nos pone la FIFA”.

El directivo mexicano recalcó que la comunicación no parará para alejar el grito de los estadios, por lo que “las campañas seguirán, en Atlanta se pudo ver que han tenido efecto”.

“Todo el esfuerzo va a seguir hasta que logremos cambiar esto. Nosotros nos vamos a concentrar en eliminar el acto discriminatorio“, concluyó.