Después de anunciar a traves de sus perfiles oficiales en redes sociales que se marcharía a Arizona, J.J. Watt finalmente firmó el contrato que lo convierte en nuevo jugador de los Cardinals.

El acuerdo es por dos temporadas con valor de 31 millones de dólares, 23 de ellos garantizados.

A J.J. Watt no le faltaron pretendientes mientras decidía dónde continuaría su espectacular carrera. El defensive end, tres veces elegido Jugador Defensivo del Año, dijo que había cuatro o cinco equipos que lo estaban buscando seriamente.

Pero entre más opciones tenía, más sentido adquiría la opción de marcharse a los Cardinals de Arizona. Tienen un joven y talentoso quarterback en Kyler Murray. Tienen a DeAndre Hopkins, viejo amigo de Watt en Texas y quien es uno de los mejores receptores de la liga. Tienen al coordinador defensivo Vance Joseph, para quien Watt jugó en los Texans al inicio de su carrera.

Influyeron las imágenes que todos en la organización de los Cardinals le enviaron del Paradise Valley.

“No voy a mentirles”, dijo Watt. “No duele que esté soleado a 18 grados afuera cuando me despierto en la mañana. Es lindo”.

Watt, nombrado cinco veces All-Pro y quien cumple 32 años de edad en unas semanas, ha sido uno de los mejores jugadores de la liga por una década con los Texans, pero pidió salir de Houston debido a que el equipo está en reconstrucción.

Los Cardinals dieron un golpe con esta contratación, en momentos en que intentan poner fin a la sequía de cinco años sin postemporada. Terminaron con foja de 8-8 en el 2020 y perdieron cinco de sus últimos siete encuentros para quedar cerca de los playoffs.

Watt indicó que le gustaría contribuir como líder fuera del terreno en este momento de su carrera, pero lo que más ayudará a los Cardinals a regresar a los playoffs será su producción.

“Son tacleadas para generar que los rivales pierdan yardas, las capturas, desviar los balones, es salir y hacer jugadas, cambiar el juego, intentar cambiar la dinámica, quitar los bloqueos, lo que se necesite como jugador”, dijo Watt. “Es así, dominar”.

Fue el mejor jugador defensivo en el 2012, 2014 y 2015. Después, las lesiones comenzaron a afectarlo.

Disputó apenas tres partidos en el 2016 y cinco la siguiente temporada por problemas de espalda y una fractura en una pierna. En el 2019, Watt se perdió la mitad de la temporada con un desgarre en el músculo pectoral.

Regresó para disputar toda la temporada 2020 y fue efectivo, aunque no dominante. Pero los Cardinals confían que sigue siendo una fuerza para tomar en cuenta.

Ver más: PELÉ RECIBIÓ LA PRIMERA DOSIS DE LA VACUNA CONTRA LA COVID-19