WWE confirmó que un empleado que participó en la grabación de WrestleMania 36 dio positivo en la prueba de coronavirus.

La persona en cuestión, que no es superestrella de la empresa, estuvo expuesta al virus después de que se completó la grabación del magno espectáculo de la empresa el 25 y 26 de marzo.

“Un empleado ha dado positivo por el COVID-19. Pensamos que es un asunto de bajo riesgo para nuestros luchadores y trabajadores, ya que el individuo y su compañero de cuarto mostraron síntomas tras entrar en contacto con profesionales en la industria médica, días después de que termináramos grabaciones en vivo. El empleado no tuvo contacto con ningún colega de WWE después del contagio y se encuentra en buenas condiciones después de recuperarse por completo”, se lee en el comunicado proporcionado por WWE para el sitio Fightful.

Este viernes, el presidente de la compañía, Vince McMahon, confirmó que las grabaciones en vivo serían reanudadas el próximo 13 de abril.

Ver más: The Undertaker sepultó a A.J. Styles en WrestleMania 36