Wolverhampton ha salido de la mala inercia que acarreaba y este domingo derrotó por la mínima al Fulham en el Molineux Stadium.

Un duelo que inició con mucha movilidad y velocidad, pero con pocas situaciones en las áreas, en un juego que conforme transcurría se inclinaba hacia los locales.

La primera gran oportunidad de los Wolves llegó del pie de Nelson Semedo, que no pudo vencer a Aréola.

A pocos minutos del descanso apareció Raúl Jiménez con un taconazo que conectó a primer poste tras un tiro de esquina, el cual no encontró portería ni compañero que rematara.

Tras el descanso llegaría el gol de la diferencia, cortesía de Pedro Neto, quien de zurda cruzó su disparo para vencer a Aréola y darle los tres puntos al Wolverhampton.

Jiménez, que fue titular y jugó los 90 minutos, volvió a intentar con un disparo desde fuera del área, que terminó por impactarse en su marcador.

Fulham, pese a insistir sobre el cierre del encuentro, no encontró la forma de responder, sumando su cuarto descalabro de la temporada, estancados en el fondo de la tabla sin haber sumado puntos todavía.

VER MÁS: ¡RAÚL JIMÉNEZ AMPLÍA SU CONTRATO CON WOLVERHAMPTON HASTA 2024!

Por su parte, Wolverhampton llega a 6 unidades, producto de dos victorias y dos derrotas.