La Eurocopa, el verano y el futbol le deben mucho a Will Grigg, delantero de la selección de Irlanda del Norte, el único futbolista capaz de convertirse en estrella del torneo sin haber disputado un solo minuto.

Ha hecho, o lo han hecho en su nombre, algo más importante aún: generar buen ambiente en una competición dominada por los disturbios y el caos y, por si fuera poco, protagonizar la más que presumible canción del verano.

El ingenio triunfó rápido y en unos días la canción ya se entonaba en las gradas del DW Stadium para gozo de la afición e incluso del dueño del club, David Sharpe, que no dudó en recompensar al creador del hit con un abono gratis para la temporada que viene. "Por inventar el mejor cántico jamás conocido por el hombre, te has ganado un abono gratuito para la próxima temporada.

Will Grigg's on fire!", twitteó el joven dirigente en referencia al estribillo de la canción: "Will Grigg's on fire, your defence is terrified / Will Grigg está en racha, tu defensa está aterrorizada"

¡María Fernanda Mora te trae la historia completa!