Deontay Wilder continúa solidificando su posición como la gran estrella de la categoría de los pesados, con una clara victoria ante Chris Arreola, en la velada de Premier Boxing Champions.

"The Bronze Bomber" fue ampliamente superior y castigó duramente a su rival, quién no salió al noveno round, visiblemente lastimado en su rostro.

Con el triunfo, Wilder mantiene el invicto y su enorme efectividad noqueadora, con 37 triunfos, 36 antes del límite y ninguna derrota.

Tras el combate, Wilder se mostró muy desafiante y espera la unificación de los títulos con Tyson Fury: "Por supuesto que quiero a Fury, la pregunta es si él me quiere a mí".