Luego de la victoria ante Uruguay por 3-1, la selección chilena respira tranquila en puestos de clasificación. Pero ahora la preocupación se traslada hacia Londres, donde el estado físico de Alexis Sánchez encendió las alarmas en Arsenal.

“Lo veré el viernes en la mañana y recién analizaré si puede involucrarse en el equipo o no. Lo que tomaré en cuenta es el riesgo de su lesión debido a que jugó mientras se recuperaba de una dolencia en uno de sus tendones", declaró Arsène Wenger.

“Uno depende de la honestidad del jugador, de cómo se siente y cómo se recupera. Él nos envió un mensaje para contarnos que está en buena forma después del partido ", aseguró el estratega.