El internacional neerlandés Vigil van Dijk definió a la Selección Mexicana, con la que afrontará este miércoles un amistoso,
como un “equipo lleno de pasión” que “juega de una forma muy intensa y
contra el que es difícil jugar”.

“Conozco a algunos de
sus jugadores y todo el mundo sabe que México es siempre un rival
difícil, el miércoles no va a ser diferente”, dijo el defensa en una
rueda de prensa previa al Países Bajos – México, que se jugará el
próximo 7 de octubre.

“Siempre quieren ganar y hacen todo
lo posible por hacerlo, por lo que el encuentro contra ellos va a ser
duro”, añadió Van Dijk.

“Los analizaremos durante los dos
próximos días, intentaremos ganarles y luego centrarnos en los otros
dos partidos”, dijo en referencia a los duelos de la “Orange” en la Liga
de las Naciones contra Bosnia Herzegovina, el 11 de octubre, e Italia,
el 14 de octubre.

El amistoso contra México se disputará a
puerta cerrada debido a que el Gobierno de Países Bajos ha prohibido la
asistencia de público a todos los eventos deportivos, una medida para
frenar la extensión del coronavirus.

“Es una locura jugar
en estadios vacíos. Espero que pronto se pueda encontrar el camino para
que sea posible otra vez (la asistencia de espectadores), pero
tendremos que ser pacientes”, indicó Van Dijk.

El también
defensa titular del Liverpool reconoció que la derrota sufrida el
pasado domingo contra el Aston Villa (7-2) en la Premier League ha sido
dolorosa.

“Es casi imposible explicar lo que pasó anoche.
A veces hay partidos que te gustaría olvidar lo antes posible y este es
uno de ellos. Tendremos que tenerlo en cuenta y asegurarnos de que
nunca vuelva a suceder”, comentó.