El desayuno en el bivouac

Sebastián Agustinelli nos muestra la intimidad del Dakar.