La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol castigó con un partido de veto al Atlas, después de los gritos discriminantes que sonaron durante el duelo contra Puebla, de Jornada 2. 


“Se ha determinado sancionar con un partido de veto al Estadio Jalisco, para el encuentro Atlas vs. Tijuana (Jornada 4, 31 de enero), del Torneo Clausura 2020, en seguimiento al protocolo definido para manifestaciones ofensivas, debido al comportamiento de los espectadores en la tribuna durante el encuentro de la Jornada 2 entre el Atlas y el Puebla F.C”, se lee en el comunicado. 

El duelo fue detenido en dos oportunidades por el silbante, hasta que los aficionados cesaron en el grito que sigue sonando en algunos estadios del futbol mexicano.