Max Verstappen (Red Bull), que fue el mejor en los
entrenamientos libres para el Gran Premio de Turquía, decimocuarto del
Mundial de Fórmula Uno, bromeó en el circuito de Istanbul Park al
declarar que espera que "no llueva, porque" necesitarían "ruedas con
clavos", en referencia a lo deslizante que estaba la pista.

"Creo
que en líneas general, ha sido un gran día para nosotros y el coche se
está comportando bien, por lo que estoy muy contento en ese sentido. La
preparación que hicimos antes de venir aquí fue buena, pero también
supimos reaccionar bien ante las condiciones de la pista", comentó
Verstappen, tercero en el Mundial -a 120 puntos de los 282 con los que
lidera el inglés Lewis Hamilton (Mercedes)-, que, al abandonar en la
última carrera perdió toda opción de convertirse, a sus 23 años, en el
más joven campeón de la historia.

"Es muy resbaladizo ahí afuera,
pero al final del día, es lo mismo para todos; así que nos tendremos
que adaptar a ello, pero creo que aún estamos todos a cinco segundos de
dónde deberíamos estar en esta pista", opinó 'Mad Max'.

"Espero
que no llueva, porque en ese caso necesitaríamos ruedas con clavos",
bromeó el neerlandés. "No creo que unos neumáticos más blandos hubieran
marcado la diferencia; fuimos mas rápidos con blandos que con duros,
pero es sólo el agarre en pista", manifestó Verstappen este viernes
después de los entrenamientos libres.

"Claro que Mercedes
mejorará mañana, así que sólo espero que podamos tener una calificación
competitiva; y luego veremos qué pasa en carrera", indicó.