Iker Muniain, con un tanto cerca del descanso que le dejó casi hecho Iñaki Williams en una jugada iniciada por Dani García, adelantó al Athletic Club en las semifinales de la Copa del Rey ante el Granada.

Fue una victoria justa para los ‘leones’ aunque corta en cuando a merecimientos, que por juego y ocasiones, muchísimas, debieron dejar la eliminatoria prácticamente sentenciada frente a un rival que apenas hizo algo al principio y que lo mejor que se lleva de vuelta a casa es seguir vivo en una eliminatoria que, eso sí, se le ha puesto cuesta arriba.

Gran partido local, con todo el Athletic a gran nivel y especialmente Dani García que fue relevado exhausto a poco del final—, los laterales Ander Capa y Yuri Berchiche, y la conexión Iker Muniain-Iñaki Williams.

Los dos delanteros rojiblancos fabricaron el único gol del partido y, si no llega a ser por el meta Rui Silva, pudieron haber dejar la semifinal vistas para sentencia y a su equipo rumbo a Sevilla. Ahora, deberán refrendar en Granada el próximo 5 de marzo lo hecho esta noche en San Mamés.

Ver más: POCHETTINO NO DESCARTA VOLVER A LA PREMIER LEAGUE