Kobe Bryant murió en un accidente de helicóptero (1978-2020), junto a su hija Gianna María Onore, de 13 años, en Los Ángeles, una noticia que le dio la vuelta al planeta. 


Tres días después, Vanessa Bryant, esposa de la leyenda de los Lakers, apareció en Instagram para agradecer a los millones de fans su apoyo en este duro momento. 

Mis niñas y yo queremos agradecer a los millones de personas que han demostrado apoyo y amor durante este horrible momento. Gracias por todas las oraciones, definitivamente las necesitamos (…) Estamos completamente devastadas por la repentina pérdida de mi devoto esposo, Kobe –asombroso padre de nuestras hijas– y mi bella y dulce Gianna, una hija amorosa, reflexiva y maravillosa; una hermana increíble para Natalia, Bianka y Capri”. 

Además, Vanessa Bryant envió palabras de aliento para las familias de las demás víctimas del accidente: “compartimos su dolor íntimamente. No hay suficientes palabras para describir nuestro dolor en este momento”.