LONDRES, Inglaterra (EFE).- El internacional holandés Robin van Persie asumirá el domingo el papel de capitán que desempeña habitualmente Cesc Fábregas para el Arsenal, en la final de la Copa de Liga (Carling Cup) ante el Birmingham City.

 La lesión muscular que afectó a Fábregas el miércoles en un encuentro de Liga aplazado ante el Stoke en el Emirates (1-0) impedirá al centrocampista de la selección española luchar el domingo por el primero trofeo de los Gunners desde la Copa de Inglaterra de 2005.

Su entrenador, Arsene Wenger, aseguró el viernes en declaraciones a la televisión del Arsenal que quiere ganar ese título por y para su jugador, al que pretendió el verano pasado el Barcelona con dos ofertas de traspaso, pero al que los ingleses se negaron a vender.

“Es una lesión muy pequeña, pero definitivamente Cesc quedará fuera de la convocatoria del domingo. Está decepcionado y nos sentimos muy tristes por él. La única forma de ayudarlo ahora es ganar la Carling Cup, ya que él ha ayudado mucho al equipo en esa competición”, indicó el técnico galo.

Fábregas trabajará para estar en forma el 8 de marzo, a tiempo para disputar la vuelta de los octavos de final de la UEFA Champions League contra el Barcelona, en el Camp Nou, donde el año pasado ya se perdió el desenlace de los cuartos de final.

Sin embargo, Wenger no se atrevió a dar ninguna fecha concreta sobre la recuperación de Cesc: “Es muy difícil dar un plazo, es imposible”.

Theo Walcott, que tuvo que abandonar también el campo en el último partido de la Premier League por lesión, será otro de los Gunners que se perderán la final de Wembley el domingo.

“Tiene un clásico esguince de tobillo. Creemos que no hay más daño que ese, pero aún así es un esguince. También lo lamentamos por él. Estará fuera de baja el domingo y quizá una o dos semanas más”, informó Wenger.