Unai Simón no tuvo empacho en reconocer su exaltación trasdarle el pase a España a las semifinales de la Eurocopa.

“Me he venido un poco arriba, es lo que me pedía el cuerpo, no suelo ser así. Es un momento bastante eufórico, la rabia que tengo dentro y las ganas las saco al exterior”, dijo el arquero vasco tras ser la figura en la tanda de penales frente a Suiza.

Por otro lado, Simón dejó en claro que busca pasar página, tanto del yerro que cometió ante Croacia, como de su buena actuación frente a los Helvéticos.

“Al final, al igual que hay que borrar rápido los errores también hay que ‘resetear’ rápido los aciertos. Tenemos un partido muy grande que disputar en semifinales, será un rival muy difícil, desde mañana hay que empezar otra vez de cero”, sentenció.

VER MÁS: ESPAÑA ELIMINÓ A SUIZA HASTA LOS PENALES Y ES EL PRIMER INVITADO A LAS SEMIFINALES