SmackDown cerró el 2016 a pura lucha por campeonatos y las mujeres no fueron la excepción.

Becky Lynch tuvo su oportunidad por el cinturón de Alexa Bliss, pero una intromisión le quitó la chance de recuperar su título.

La irlandesa dominaba a Alexa, pero apareció una mujer vestida como "La Luchadora", con la máscara que la propia Lynch había usado para derrotar a Bliss la semana pasada y la golpeó contra uno de los postes, dándole la chance ideal a la rubia para que retenga su campeonato.