Brentford podría embolsarse más de 200 millones
de dólares durante tres años en ingresos adicionales si el martes
derrota a Fulham, su rival del oeste de Londres, para volver a la máxima
división del fútbol inglés por primera vez tras una ausencia de 73
años, según un análisis de la firma auditora Deloitte.

La Final del repechaje del torneo de la Championship en el estadio
Wembley es considerado como el partido único más lucrativo del fútbol
mundial por asegurar una plaza en la Premier League.

Las 160 millones libras extras (208 millones de dólares) que
Brentford puede facturar se genera por el monto estimado de 85 millones
de libras por derechos audiovisuales, así como pagos de compensación
para las temporadas de 2021-22 y 2022-23 por 75 millones de libras en
caso de descender tras apenas una campaña en la Premier League, dijo
Deloitte.

Si Brentford sobrevive su
primera temporada, el monto adicional podría alcanzar las 265 millones
de libras (345 millones de dólares) por los próximos cinco años.

El club, cuya última participación en la división de honor fue en la
temporada 1946-47, se muda a un nuevo estadio con capacidad para 17.250
espectadores.

Fulham recibirá 135 millones
de libras durante tres años si asciende. La cifra es menor debido a que
Fulham actualmente recibe pagos tras descender a la Championship en
2019.

La final del repechaje de ascenso
debió disputarse en mayo pero se pospuso por la pandemia de coronavirus.
Los clubes han sido afectados al no poder facturar ingresos de
taquillas debido a la prohibición de público en los partidos desde la
reanudación en junio.

   “Dado el reciente
impacto de COVID-19, es posible que el impacto financiero del ascenso
será mejor recibido más que nunca", dijo Tim Bridge de la rama deportiva
de Deloitte. “La inyección extra de ingreso aportará a estos clubes la
plataforma en la que puedan crecer dentro y fuera de la cancha”.