Le tomó una serie a J.K. Dobbins para lesionarse la rodilla y poner fin a su temporada.

Este es el riesgo que los Ravens estaban dispuestos a tomar al ponerle en el terreno de juego y el head coach John Harbaugh entiende que lo piensen dos veces.

“Es una conversación justa. Disputamos con toda la ofensiva las nueve jugadas. Esos chicos no disputaron más de 23 jugadas toda la pretemporada”, admitió Harbaugh.

Dobbins se lesionó en un pase de pantalla en el último juego de pretemporada ante Washington y ahora los Ravens tendrán que reemplazar a una parte importante de su ofensiva. Baltimore lideró a la NFL en pases por tierra la temporada pasada con el quarterback Lamar Jackson abriendo el camino. Dobbins corrió para 805 yardas como novato y su compañero Gus Edwards no estuvo lejos con 723.

Los Ravens colocaron a Dobbins en la lista de lesionados. Ahora Edwards y el resto de los corredores de Baltimore serán puestos a prueba.

“Simplemente trabaja muy duro y es un chico muy apasionado. Estará listo para ir el próximo año. No hay duda al respecto. Estará listo ara salir”, admitió Harbaugh.

Baltimore ha tenido que lidiar con lesiones y ausencias en el campamento de pretemporada, desde Jackson y Edwards con positivos por COVID-19 a un nuevo grupo de receptores que batallaron para mantenerse saludables.

Ver más: RÚBEN DIAS FIRMÓ EXTENSIÓN DE CONTRATO CON MANCHESTER CITY