El ex presidente del Bayern München, Uli Hoeness, considera que para el club bávaro debe ser una motivación adicional mostrarle al PSG y a otros clubes con grandes inversores que “su dinero de mierda no alcanza” para el éxito.

“Una motivación es mostrarle eso a los competidores: su dinero de mierda no alcanza”, dijo en un podcast titulado “11 vidas- El mundo de Uli Hoeness”.

Hoeness compara el dinero que el tuvo a disposición como presidente del Bayern y el que tiene el presidente del PSG, Nasser Al Khelafi, y dice que, mientras él había trabajado para lograrlo, al mandatario del club francés se lo regalaron.

“La diferencia entre él y yo es que mientras yo tuve que trabajar duro por el dinero que tengo a él se lo regalaron“. dijo Hoeness en el podcast, que aseguró: “Cuando él quiere un jugador entonces viaja donde su emir”.

Hoeness critica tanto al PSG como al Manchester City, propiedad de un grupo de inversión de Abu Dabi y recuerda que, pese al respaldo financiero árabe, no han logrado ganar la Liga da Campeones.

Ninguno de los dos equipos tienen un solo título de Champions. Ni uno solo. Y seguirán perdiendo contra nosotros. No siempre, pero a veces, cuando ganemos, me alegraré brutalmente. Esa debe ser nuestra meta”, aseguró.

El Bayern ganó por 1-0 la final de la Liga de Campeones en 2020 ante el PSG y en la temporada pasada fue eliminado por el equipo francés en cuartos de final tras perder 2-3 en Múnich y ganar 0-1 en París.

No es la primera vez que Hoeness arremete contra el PSG y el City. Hace unos meses, causó polémica con unas declaraciones sobre la forma como el City procedía cuando necesitaba fichar a un jugador.

“Mi amigo Pep Guardiola me contó que cuando él necesita un jugador llama al jeque y este sube el precio del gas“, dijo en su momento.

Guardiola estuvo tres temporadas en el Bayern com Hoeness como presidente antes de pasar al City.

Hoeness es considerado como el arquitecto del poderío financiero actual del Bayern por su gestión primero como director deportivo y luego como presidente.

En las discusiones sobre las ventajas financieras que tiene el Bayern frente a otros equipos alemanes, Hoeness siempre recordaba el dinero del club bávaro se había generado jugando al fútbol y no venía de regalos de algún inversor extranjero.

Hoeness ha estado ligado al Bayern desde su época como jugador y pasó a ser funcionario a los 29 años, cuando su carrera como activo terminó por una lesión de rodilla.

Una de sus señas de identidad la han formado siempre sus declaraciones polémicas sobre competidores dentro y fuera de Alemania, muchas veces en vísperas de un compromiso importante.

EFE