Alemania y Francia protagonizaron uno de los encuentros más llamativos, y esperados, de la jornada 1 de la Eurocopa; y aunque la victoria del cuadro galo fue por la mínima, las emociones estuvieron al máximo durante los 90 minutos, y aún después del juego. Como la polémica que se desató por una acción de Rüdiger sobre Pogba.

En redes sociales se hizo notar que el jugador del cuadro alemán, Antonio Rüdiger, lanzaba un mordisco a la espalda de su similar francés Paul Pogba, acción que pasó desapercibida por el silbante del duelo, el español Carlos del Cerro Grande, así como sus ojos en el VAR, Juan Martínez Munuera.

Este acto, para muchos debió ser castigado dentro del terreno de juego, sin embargo, Rüdiger señala que todo fue sin intención de violencia.

“Paul y yo hablamos muy amistosamente tras el pitido final y él confirmó en la conversación conmigo y luego también en la entrevista que de todos modos no se trataba de un mordisco, como algunos pensaron al principio”, comentó el alemán.

Mientras, Pogba comentó que: “No soy alguien que vaya gritando para reclamar una tarjeta. Creo que me mordió un poco, fue algo amistoso, nos conocemos muy bien”.

Mientras tanto, la UEFA ya descartó que emprenderá algún tipo de investigación y sanción por la acción de Rüdiger, por lo que Alemania sólo tendrá que enfocarse en poder sumar puntos en su siguiente partido, donde enfrentará al cuadro lusitano, con un Cristiano Ronaldo que pretende seguir rompiendo récords.