El Tour de Francia tiene intención de presentar una denuncia contra la espectadora que provocó una dura caída durante la primera etapa de la presente edición.

La mujer mostraba un cartel a la cámara a unos 45 kilómetros para la meta de Landerneau.

Lo que ocasionó el derribo del alemán Toni Martin, lo que provocó una importante caída en la que se vieron implicados más de 20 ciclistas.

La caída provocó innumerables heridas a los ciclistas y causó, al menos, cuatro abandonos.

Los del alemán Jasha Sutterlin, el lituano Ignatas Konovalovas, el francés Cyril Lemoine y el español Marc Soler.

El director del Tour, Christian Prudhomme, consideró “inadmisible” el comportamiento de la espectadora.

Además, lanzó un llamamiento de prudencia a los seguidores de la carrera para evitar este tipo de incidentes.