Cao Yuan superó a su compatriota para ganar la competencia de clavados desde la plataforma de 10m para darle a China medalla de oro en siete de ocho eventos en la fosa en Tokio.

Yuan se convirtió en el primer clavadista en ganar la medalla de oro en tres eventos olímpicos distintos.

El único evento de clavados en el que los chinos no subieron a lo más alto del podio fue en los sincronizados varoniles de plataforma, en los que quedaron en segunda posición. China barrió los cuatro eventos femeninos. En una nueva confirmación de su dominio en la prueba, China finalizó con los primeros dos lugares en los cuatro eventos individuales.

Cao terminó las seis rondas con un total de 582.35. Su compatriota Yang Jian se colgó la plata con 580.40.

El británico Tom Daley se quedó con la presea de bronce con 548.25. Daley llegó a cuatro medallas olímpicas en su carrera, una dorada y tres de bronce.

Cao y Yang estuvieron hombro a hombro durante las últimas tres rondas.

Saltando justo antes de Cao, Yang logró una puntuación de 112.75 unidades con su clavado más difícil de la final, cuatro y media vueltas al frente con un grado de dificultad de 4.1. Obtuvo notas de 9 y 9.5 en su último clavado.

Yang salió de la piscina y cerró el puño en celebración.

Sin embargo, Cao fue demasiado bueno.

Respondió con un salto de dos y media vueltas y dos y medio giros hacia atrás — no tan difícil como el último salto de Yang — pero le valió dos dieces. Cao recibió 9.5 en sus otras dos notas, dándole apenas lo suficiente para superar a su compatriota por 1.95 unidades.

Daley fue líder después de la segunda y tercera ronda. Recibió tres notas perfectas en su primer salto y una más en el segundo. Cayó al tercer puesto con su cuarto clavado y se mantuvo ahí el resto de la competencia.

Daley venció a los chinos en los sincronizados de plataforma junto a su compatriota Matty Lee, cuando superaron a Cao y Chen Aisen por 1.23 puntos.

Cao sumó otro oro a los que obtuvo en el trampolín de 3 metros en Río 2016 y a los sincronizados en plataforma en Londres 2012. También se convirtió en el segundo hombre en subir al podio en los cuatro eventos de clavados, uniéndose al ruso Dmitry Sautin.

AP