Después de contar con dos días de pruebas negativas por COVID-19, dos jugadores de los Tennessee Titans habrían dado positivo por el coronavirus, reportó la AP. 


La noticia causó que los Titans no practicaran el miércoles, y significa el incremento a 22 casos totales desde el 29 de septiembre.

Por si las pruebas positivas no fueran suficiente, jugadores se habrían juntado en una escuela en Tennessee un día después del primer caso en el equipo, sin permiso de la liga, y con el apoyo del quarterback Ryan Tannehill el pasado 30 de septiembre.

Paul Kuharsky, reportero local que cubre al equipo, publicó fotos en las que se ve a los jugadores entrenando aún cuando no deberían haberlo hecho. Las instalaciones de práctica continúan cerradas, de acuerdo al protocolo de la NFL.

Esta semana, la liga anunció nuevas reglas para evitar la propagación del COVID-19, incluyendo monitoreo más estricto para el uso de cubrebocas y reducción en el tiempo permitido en los vestidores.

Además, equipos deberán mantener un récord de video de por lo menos 30 días en caso de que haya un nuevo brote, para que las autoridades de salud puedan monitorear la propagación.

El partido de la Semana 4 de los Titans ante los Pittsburgh Steelers fue cambiado a la Semana 7.