Tigres rescató el empate 1-1 ante Correcaminos, en la cancha del Estadio Universitario.

El equipo del Ascenso MX sorprendió a los dirigidos por Ricardo Ferreti al minuto 4 por medio de Pierre Ibarra.

Y fue hasta el 65' que los Felinos emparejaron la pizarra por medio de Jonathan Espericueta.

El revulsivo de Tigres fue Luis Quiñones, quien demostró el nivel que tuvo con Pumas y que fue un arma peligrosa en el ataque.

El club regiomontano tuvo su última prueba antes de enfrentar a Pachuca para definir al Campeón de Campeones, cotejo que se disputará el 10 de julio en los Estados Unidos.