Cuando Daniele Orsato dio por terminada la final de la UEFA Champions League entre Bayern München y Paris Saint-Germain, los jugadores bávaros explotaron en júbilo al conseguir su sexta ‘orejona’. A pesar de ello, una de las postales más memorables sobre el césped del Estadio José Alvalade fue que David Alaba, en lugar de salir a celebrar, se acercó a Neymar y lo consoló con un sentido abrazo.

Ahora, el defensa austriaco explicó por qué se acercó de aquella manera al ‘10’ del PSG.

“Es un jugador que tiene mucha presión sobre sus hombros, que lleva una carga pesada, que lleva todo un club", comentó el exjugador del Hoffenheim a un podcast de RMC Sport.

VER MÁS: UN BUEN PERDEDOR: NEYMAR AGRADECE APOYO Y FELICITA AL BAYERN MÜNCHEN

Otra de las personalidades en acercarse a Neymar y Mbappé fue Karl-Heinz Rummenigge, CEO del club, que reconoció el talento de uno de los hombres más influyentes del equipo parisino. 

"Los vi llorando y me acerqué a ellos para decirles que son fuertes y que tenían que seguir así", dijo a Tuttosport el directivo alemán.