La crisis sanitaria por el COVID-19, que ha obligado a posponer por
primera vez unos Juegos Olímpicos, es "un desafío sin precedentes" tanto
para el movimiento olímpico como para toda la humanidad, destacó el
presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el alemán Thomas
Bach.

"Nunca hemos visto que un virus se expanda de esta manera
por el mundo", destacó Bach en teleconferencia de prensa, al explicar
las razones por las que se ha decidido retrasar a 2021 los Juegos de
Tokio.

El alemán eludió sin embargo hacer "comparaciones
peligrosas" con las crisis sufridas por el movimiento olímpico durante
la Primera y Segunda Guerra Mundial, en las que tres ediciones de los
Juegos de verano (1916, 1940 y 1944) fueron canceladas debido a esas
contiendas bélicas.

Bach explicó que pese a que el COI se había
dado hace apenas dos días un plazo de cuatro semanas para repensar la
fecha de los Juegos de Tokio (inicialmente fijados del 24 de julio al 9
de agosto de 2020), el rápido aumento de casos de coronavirus en el
planeta ha precipitado la decisión, tomada junto a las autoridades
japonesas.

En la conversación telefónica que hoy mantuvo con el
primer ministro japonés, Shinzo Abe, antes de tomar la decisión, ambos
expresaron la esperanza de que los JJOO de 2021 "sirvan para celebrar
que la humanidad ha superado esta crisis nunca antes vista", aseguró
Bach.

Bach subrayó que el COI aún no ha analizado con exactitud
nuevas fechas para los Juegos de Tokio, estableciendo simplemente que
serán "no más tarde del verano de 2021" y que se mantendrá la
denominación oficial "Tokio 2020".

"Los Juegos Olímpicos son uno
de los eventos más complicados de organizar de este planeta, y para
armarlos no basta una llamada telefónica", recalcó, para añadir que el
Comité de Coordinación entre el COI y la organización japonesa estudiará
este y otros puntos.

Añadió que tampoco hay cálculos de las
pérdidas económicas que puede suponer el retraso de la mayor cita
deportiva mundial y afirmó al respecto que "lo importante es salvar
vidas humanas, por lo que las consideraciones financieras no son
prioritarias".

Bach envió también mensajes de apoyo a los
atletas de los países afectados por la pandemia, entre ellos los de
España: "Es el segundo país más afectado de Europa, con grandes
deportistas, y estamos sufriendo juntos por vosotros", aseguró.