Jornada de sorpresas en la Serie A: Si en el primer horario el Inter de Milán cayó ante Sampdoria, ahora fue la derrota del Napoli 1-2 ante Spezia.

Después de un primer tiempo con dominio de los de Gennaro Gattuso, su recompensa tardó en llegar, y se hizo presentó hasta la segunda mitad.

Corría el minuto 58 cuando Giovanni di Lorenzo llegó a línea de fondo, y mandó una diagonal que encontró la pierna de Andrea Petagna para abrir la lata en el Estadio Diego Armando Maradona.

Sin embargo, la polémica se hizo presente al 68', cuando el árbitro Maurizio Mariani se 'comió' un clavado dentro del área de Tommaso Pobega, y a pesar de que se recibó en el VAR, no se echó para atrás la decisión.

El encargado de cambiar el penalti por gol fue M'Bala Nzola, quien depositó el esférico al fondo de las redes por en medio de la portería de David Ospina, quien se venció antes de tiempo.

Para la recta final del cotejo, el Napoli se vio favorecido por la expulsión de Ardian Ismajili, quien vio el tarjetón preventivo al 61', y 17 minutos después la segunda amarilla para irse a las regaderas.

Empero, no aprovecharon, cuando tres minutos después de estar con un hombre menos, el Spezia sorprendió con un balonazo, y tras un tiro al poste, apareció Pobega para encontrarse el rebote y enviar el balón al fondo de la portería.

Hirving Lozano volvió a ser titular y disputó todo el partido; y aunque tuvo destellos por momentos, no pudo colaborar.

Con este resultado, Napoli deja escapar una oportunidad de acercarse a los líderes y los sacan de los puestos de la UEFA Champions League, debido a que Sassuolo los desplazó de la cuarta posición.

Por su parte, el Spezia salió de los puestos del descenso, y pasó de estar en el décimo octavo lugar, al décimo sexto peldaño.