Habrá nuevo campeón en la Liga MX, luego de que Puebla venciera en tanda de penales a Rayados, tras igalar a dos goles en el tiempo regular.

Un partido que a diez minutos de iniciado tuvo su primer aviso sobre la portería visitante. Vincent Janssen no fue capaz de definir dentro del área chica, gracias a una providencial barrida de Néstor Vidrio que mandó el balón a tiro de esquina.

Fue el propio defensor camotero quien se encargó de tocar la puera por primera vez para la Franja, cuando tras una serie de rebotes dentro del área regiomontana, mandó un disparo que dejó sin reacción a Hugo González, pero que pasó apenas por encima del travesaño.

Cuando parecía que nos iríamos al descanso sin movimiento en el marcador, Mauro Perg derribó dentro del área a Janssen, acción que el silbante no dudó en marcar como penal.

El encargado de ejecutar, como es habitual en Rayados, fue Nicolás Sánchez, quien con clase engañó a Vikonis para abrir el marcador.

El complemento arrancaría de formna similar, ya que en un tiro de esquina el juez central señaló una mano dentro del área poblana de Brayan Angulo.

El cobro desde el manchón esta vez fue de Vincent Janssen, quien no perdonó y colocó el 2-0 en el electrónico.

La respuesta camotera no tardaría mucho en llegar y al 61' Osvaldo Martínez recortaría distancias con un potente disparo que terminó siendo desviado por Maxi Meza, dejando sin reacción a Hugo González.

Un tercer penalti para Rayados parecía surgir tras una presunta falta de Angulo sobre Meza, pero el señalamiento del silbante fue corregido tras revisión en el VAR.

Puebla encontró de penal el tanto que obligaba a la definición por penales, luego de la falta de César Montes sobre Santiago Ormeño, quien se encargó de ejecutar para el empate.

En la tanda de penales, la Franja terminó imponiéndose por marcador de 4-2, colocándose como el último invitado a la Liguilla del Guard1anes 2020, donde se verá las caras en Cuartos de Final ante el líder León.