Manchester United está dispuesto a esperar hasta final de temporada para fichar un nuevo entrenador, delegando de momento el puesto en Michael Carrick, que ha ejercido como segundo de Ole Gunnar Solskjaer.

El United, que anunció el despido del noruego, apuntó en el comunicado que Carrick dirigirá al equipo en los próximos partidos mientras se busca a un técnico interino que aguante hasta final de temporada.

La intención del club de Old Trafford es intentar convencer a Zinedine Zidane, que no se mostró muy entusiasmado con el cargo hace varias semanas.

Para ello aumentarán la cuantía económica que le ofrecen al francés, el cual no entrena desde que el pasado verano abandonase el Real Madrid.

El currículum de Zidane, con sus tres Champions y sus dos ligas españolas, es un gran atractivo para un United que lleva casi cuatro años sin ganar un título.

Sin embargo, si no consiguieran encandilar al francés, el United esperará hasta final de temporada para encontrar una mejor posición para firmar a un técnico.

Con Antonio Conte ya en el Tottenham Hotspur, se les escapó una de sus mejores opciones, por lo que pueden esperar hasta verano para que otro entrenador de postín se libere.

TE PUEDE INTERESAR: Felipe Reyes, nuevo embajador del Real Madrid