El luchador ruso Khabib Nurmagomédov, campeón de peso ligero del
Ultimate Fighting Championship (UFC) que anunció su retirada en octubre,
insinuó que podría volver al octágono si le
pagan 100 millones de dólares.

"Si decides terminar, pues
termina. Pero, lo más probable, es que Dana (White, presidente de la
UFC) me ofrezca dinero. Si, digamos, son 100 millones de dólares, será
un problema tomar una decisión. Veremos lo que plantea", comentó en
rueda de prensa en un hotel moscovita.

Nurmagomédov, que a sus 32
años cuenta en su haber un pleno de 29 victorias en MMA, debería reunirse en breve con
White, encuentro que podría tener lugar antes de fin de año en Abu Dabi.

"Creo que es algo (su retorno) que me perseguirá hasta el final de mi vida", señaló el ruso.

El
ruso se retiró oficialmente tras derrotar el pasado 24 de octubre a
Justin Gaethje, aduciendo que se lo había prometido a su madre después
de la muerte meses antes de su padre por coronavirus.

Según la prensa, la UFC deseaba que Nurmagomédov disputara al menos su trigésimo combate ante Georges St-Pierre.

Lo
que sí descartó hoy definitivamente el luchador del Cáucaso es un nuevo
combate contra el irlandés Conor McGregor, al que derrotó en septiembre
de 2019.

"Ya los asfixié a los dos. No me interesa. Los batí a
ambos con facilidad", señaló, en alusión tanto a McGregor y al
estadounidense Dustin Poirier.

A su vez, desveló que la UFC le
sigue haciendo controles de dopaje e insistió en que no está dispuesto a
celebrar combates de exhibición.

"Me gustaría descansar. Acabo de retirarme", apuntó.

El
ruso está ahora centrado en la inclusión de la MMA en los Juegos
Olímpicos y, al respecto, tiene previsto reunirse con el presidente del
Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, que busca la
reelección.

"Creo que si no es en los Juegos de París, entonces
en Los Ángeles tenemos muchas opciones de promover la MMA", comentó,
aunque admitió que el hándicap es la "crueldad" de esa disciplina
deportiva.

Nurgamédov, que se ha convertido en dueño de su propia
compañía de promoción Eagle Fighting Championship (EFC), creará el
próximo año su propia base de entrenamiento en su natal república de
Daguestán.