Un grupo de socios del FC Barcelona ha preparado una queja ante la Comisión Europea y demandas de suspensión provisional ante la justicia civil y administrativa en Francia para evitar que el Paris Saint-Germain (PSG) contrate a Leo Messi, informó su abogado Juan Branco.

Branco, letrado ante la Corte de Apelaciones de París, indicó en Twitter que los demandantes alegan razones financieras.

“Los ratios del PSG en términos de ‘fair play financiero’ son peores que los del Fútbol Club Barcelona. En la temporada 2019/20, el ratio entre salarios e ingresos del conjunto parisino fue del 99 %, mientras que el del Barcelona fue el del 54 %”, dijo.

Según ese comunicado colgado en las redes, “es inconcebible que el ‘fair-play financiero’ sirva para agravar las derivas del futbol-business y de la instrumentalización del futbol por potencias soberanas”.

Esa nota subrayó igualmente su intención de pedir a las autoridades competentes “que intervengan inmediatamente con el fin de bloquear esta operación que lesa los intereses” de sus representados.

Los medios habían apuntado que el delantero argentino tenía previsto llegar a la capital francesa este mismo domingo para cerrar el contrato con los parisinos y pasar el reconocimiento médico.

Grupos de aficionados habían acudido al aeropuerto de Le Bourget, en el que se esperaba que aterrizara, para recibir al internacional argentino.

Ese viaje se ha pospuesto porque el jugador quiere tener antes bien atado el contrato, agregan medios como Le Parisien, que sostienen que Messi, de 34 años de edad, podría firmar por dos temporadas, con derecho a otra, por 40 millones de euros netos al año.

Ver más: AMÉRICA PIERDE CUATRO MESES A SANTIAGO NAVEDA POR LESIÓN