Diego Simeone anticipó este sábado, tras el 0-0 contra el Getafe, que el Real Madrid y el Barcelona, a los que calificó como “dos monstruos” detrás del liderato, “no van a perder ningún” encuentro “de acá al final” y abogó por ir “partido a partido” y tener “tranquilidad”.

“Es normal (la presión). Venimos casi toda la temporada estando primeros, quedan once jornadas, un montón todavía, el Barcelona ustedes decían que estaba mal y ya lo vieron en París, que pudo dar la vuelta al resultado y el Madrid saca adelante sus partidos. Y nosotros con nuestro trabajo intentando seguir con nuestro camino, partido a partido, tranquilos, saber que queda un montón y tenemos dos monstruos detrás que tienen la ilusión de llegar donde estamos nosotros”, valoró en la rueda de prensa luego del empate.

“Está claro que teníamos la ilusión de seguir la senda del triunfo, de volver a ganar y seguir manteniendo la diferencia que tenemos. El primer tiempo no fue bueno, no fluyó el juego, no hubo transiciones rápidas, no pudimos aprovechar la profundidad, alguna que otra jugada en el arranque, pero después poco”, repasó.

“En el segundo tiempo fue mejorando el equipo ya once contra once y en el final es cuando más seguramente tuvimos más posibilidad de convertir. Me quedo con que el equipo está jugando bien. Tenemos que tener más calma. El campeonato español es muy difícil, tenemos dos extraordinarios equipos que no van a perder ningún partido de acá al final, el Real Madrid y el Barcelona, lo sabemos y tenemos que tener tranquilidad de saber cuál es el camino, que el ansía no aparezca y sacar lo que tenemos por delante, que será el mejor camino”, dijo.

Simeone recurrió a Joao Félix para cambiar la dinámica del primer tiempo. “Entró muy bien, como lo necesitamos, con dinámica, con juego, con duelos uno contra uno y esperemos que siga en esa línea. Tenemos el partido de UEFA Champions League entre semana, que será complejo, difícil, duro, con un desafío por delante importante, que es revertir un resultado negativo”, declaró.

Y también habló de las tarjetas amarillas a sus jugadores: “Hemos recibido muchas amarillas por protestar y no es bueno, porque no nos da la posibilidad de tener futbolistas importantes (…) Cuando discutes y los árbitros rápidamente sacan amarillas es una pena. Lo hablamos para mejorarlo y ojalá lo podamos mejorar”, finalizó.

VER MÁS: DIEGO SIMEONE Y ATLÉTICO: “MUCHOS PENSABAN QUE ÍBAMOS A GANAR LALIGA POR 20 PUNTOS”