Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, esquivó la elección entre Kyllian Mbappé (París Saint Germain) o Erling Haaland
(Borussia Dortmund), las dos figuras de los primeros duelos de octavos
de final de la UEFA Champions League, escudándose en su compatibilidad y el
"equipazo" que podrían formar juntos.

"Son dos grandísimos
futbolistas con características diferentes, pueden ser compatibles
jugando juntos y el que los pueda tener juntos tendría un equipazo",
dijo el técnico argentino durante la rueda de prensa telemática, en la
víspera del partido de La Liga de su equipo contra el Levante
en el Wanda Metropolitano.

Por su parte, Diego Simeone apeló a los hechos y al terreno de juego para evaluar el momento
físico del líder de La Liga.

"Lo iremos viendo. El
hablar no influye mucho, más allá de percepciones que uno puede tener.
Lo único que cuenta es la realidad. El campo demostrará en qué momento
estamos".

Agregando que "vamos a volver a encontrar un equipo que juega muy
bien, que ha jugado de distintas maneras, presionando alto, refugiándose
para salir de contragolpe, jugando 4-4-2, 4-3-3, jugando con defensa de
cinco… Muchas variantes ante un equipo que tiene soluciones",
advirtió Simeone, que sufre otra baja, Yannick Carrasco, por lesión.

Mientras
recupera ante el Levante a Thomas Lemar, ya negativo en Covid-19, y
"posiblemente" a Moussa Dembélé, que necesita un negativo o una
serología positiva en anticuerpos IgG para volver a la competición, como
establece el protocolo de La Liga, pierde al extremo belga -seria duda
contra el Chelsea-, a Stefan Savic y a Saúl Ñíguez, por ciclo de cinco
amarillas, y mantiene las ausencias de Kieran Trippier, por sanción, y
Héctor Herrera, por Covid-19; y la de Sime Vrsaljko como preacaución a causa de unas molestias musculares.