La campeona estadounidense Sha’Carri Richardson no podrá correr en los 100 metros de los Juegos Olímpicos tras dar positivo por un químico que se detecta en la marihuana.

Richardson, quien ganó la carrera de los 100 en el torneo clasificatorio de Estados Unidos con un tiempo de 10.86 segundos el 19 de junio, confirmó su suspensión al comparecer en el programa “Today Show” de la cadena NBC.

Dio positivo en la competencia preolímpica por lo que su resultado queda anulado. Jenna Prandini, cuarta en la carrera, tomaría el puesto de Richardson en los 100.

Richardson aceptó una suspensión de 30 días que culminará el 27 de julio, a tiempo para participar en los relevos femeninos. La Federación Estadounidense de Atletismo aún no ha determinado los equipos de relevos.

La velocista de 21 años se perfilaba para enfrentar a la jamaiquina Shelly-Ann Fraser-Pryce en una de los duelos más anticipados en las pruebas de pista de los Juegos de Tokio.

El jueves, al airearse los primeros reportes sobre su posible consumo de marihuana, Richardson difundió un tuit con una escueta frase. “Soy humana”.

El viernes, se presentó en un programa de televisión y dijo que fumó marihuana como modo de lidiar con el reciente deceso de su madre.

Estaba tratando de esconder mi dolor”, dijo.

Richardson pudo haber recibido una sanción de tres meses, pero fue reducida a un mes porque participó en una terapia.