Alicaído tras las eliminaciones en la Copa del Rey y en la UEFA Champions League, el Sevilla recobró la sonrisa en el derbi ante el Betis, al que venció por 1-0, para afianzar su cuarta plaza en LaLiga, puesta en duda con su derrota en Elche.

En el duelo sevillano cien en liga, el conjunto de Julen Lopetegui se tomó cierto desquite consigo mismo después de dichas decepciones gracias en buena parte al gol del delantero marroquí Youssef En-Nesyri que derrumbó a un cuadro bético que llegaba mejor y comenzó el partido mejor.

Un pase en profundidad de Jesús Navas lo aprovechó el rápido atacante sevillista para controlar, superar al meta Joel Robles y con escaso ángulo acabó con su sequía liguera para enfocar un triunfo clave, más teniendo en cuenta que su perseguidor, la Real Sociedad, había perdido en Granada.

Con más de una hora por delante, el conjunto de Lopetegui administró la ventaja e hizo un partido sobrio para impedir las intentonas los hombres del chileno Manuel Pellegrini, que estuvieron cerca también del empate en varias aproximaciones. De hecho, el neerlandés Karim Rekik, que acababa de salir, salvó bajo palos y en la última jugada el galo Nabil Fekir estuvo muy cerca de la igualada.

La victoria vuelve a consolidar al Sevilla en la plaza de UEFA Champions League, ya que le devuelve la ventaja de seis puntos sobre la Real Sociedad. Incluso puede incrementar la brecha este miércoles en el aplazado ante el Elche, también en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

De paso, frena la marcha del Betis, que se presentaba en coliseo sevillista con el aval de cuatro victorias consecutivas y que sale del derbi aún en puestos europeos, pero siente ya la respiración del Villarreal, que acabó con su mala racha en Eibar.

VER MÁS: DIEGO LAINEZ SOBRE GUARDADO: “MÁS QUE UN AMIGO ES COMO UN HERMANO PARA MÍ”