Fue una lucha eterna y es que ni el campeón Dean Ambrose ni Seth Rollins se daban por vencidos.

De hecho fue tanta la espera que ni siquiera terminaron en la mesa de transmisiones. La batalla se llevó de nuevo al ring y ninguno daba tregua.

Los hermanos McMahon observaron todo previo al Draft, pero fue Stephanie quien decidió quién sería el nuevo campeón y levantó el cinturón a favor de Seth Rollins… ¡Pero la decisión no es oficial porque el referee no dijo nada!

Te dejamos lo que ocurrió para que tomes una decisión.