Seth Rollins se enfrentó a Roman Reigns, su ex compañero en The Shield para arrebatarle el cinturón de peso pesado de WWE.

‘El Imperio’ y ‘El arquitecto’ tuvieron un combate brutal en el que se realizó un tremendo despliegue de fuerza física pero al final Rollins se hizo con el título.

Cuando Seth Rollins retomó su cinturón y se encontraba celebrando, entró Dean Ambrose para canjear el maletín que había ganado una hora antes en la pelea de escaleras, derrotar al flamante campeón con un dirty deeds y hacerse con el título de peso pesado de WWE.