John Cena tenía que derrotar a Seth Rollins en un mano a mano para clasificarse a un combate en Battleground por el Campeonato Mundial de Peso Completo de WWE; sin embargo, The Club tuvo la última palabra en la pelea.

El Marine controlaba el combate y estuvo a punto de rendir a Seth Rollins en un par de ocasiones, pero el ex campeón de WWE usó todos sus recursos para escapar de los castigos de Cena.

Cuando parecía de John Cena obtendría el triunfo, The Club hizo su entrada y a pesar de que no intervinieron en la pelea, su presencia distrajo al Marine y Seth Rollins aproyecho para aplicar un pedigree y llevarse el triunfo por la cuenta de tres.