Sergio Ramos puede debutar este sábado con la camiseta del París Saint-Germain, cuatro meses después de su fichaje y después de que su físico haya mejorado en las últimas semanas.

Fuentes del club indicaron que el ex jugador del Real Madrid reintegró los entrenamientos colectivos a principios de la semana pasada y parece haber cobrado el ritmo adecuado, por lo que todo apunta que integrará la lista del entrenador, el argentino Mauricio Pochettino, para el duelo contra el Nantes en el Parque de los Príncipes.

Esa sería ya una novedad, puesto que los problemas físicos que arrastra desde su fichaje le han impedido incluso ser convocado por el técnico argentino.

El central de 35 años ha encadenado problemas en la rodilla y en el muslo que le han privado de continuidad en los entrenamientos colectivos y le han alejado de los terrenos de juego.

Ahora, parece más sólido en el apartado físico, en un momento en el que Pochettino necesita efectivos en la defensa, puesto que Presnel Kimpembe también se recupera de una lesión, aunque parece que podrá estar a disposición del técnico.

El argentino suele ser prudente con los jugadores que regresan tras una lesión, por lo que es probable que, de integrar el grupo, Ramos comience el duelo en el banquillo y pueda entrar en el trascurso del partido ante la afición que le espera desde el verano.

Su larga ausencia ha sido motivo de polémica, con unas diferencias entre el jugador y el cuerpo médico del club como telón de fondo.

Ramos quería debutar antes, pero los médicos del club le obligaron a ser prudente, dado su historial de lesiones recientes, que le llevaron la pasada temporada a disputar solo 21 partidos con el Madrid, menos de la mitad que la anterior.

La incorporación de Ramos al grupo puede ser una señal positiva para el PSG, que cuenta con su valía y su experiencia sobre todo para la Liga de Campeones.

El club francés afronta la semana próxima un decisivo duelo contra el Manchester City para ver quien acaba en cabeza de su grupo de la liguilla de la máxima competición europea.

El español, que cuenta con cuatro Ligas de Campeones en su palmarés, puede ser un elemento clave para un vestuario que busca esa competición con ansia desde que fue adquirido hace diez años por un fondo soberano catarí.

Tras 16 temporadas en el Real Madrid, Ramos, cuyo contrato acababa al final de la pasada, decidió cambiar de aires y fichó por el PSG.

EFE