Sergio Ramos tiene “una lesión muscular en el gemelo interno de la pierna izquierda”, según ha informado su club en un comunicado.

El Real Madrid ha informado de que “tras las pruebas realizadas hoy” a Sergio Ramos “se le ha diagnosticado una lesión muscular en el gemelo interno de la pierna izquierda. Pendiente de evolución”.

Aunque en el club nunca se aportan plazos para la recuperación de los lesionados, una lesión de este tipo necesita al menos un mes de recuperación, con lo que el central se perdería la eliminatoria completa contra el Liverpool en la UEFA Champions League y también ‘El Clásico’ contra el Barcelona.

El central no está teniendo una buena temporada en cuanto a lesiones se refiere ya que se ha perdido cerca de una veintena de partidos por problemas físicos.

Por medio de sus redes sociales, Sergio Ramos ha comentado que lleva “unas semanas bastante duras”. “Una intervención siempre es un parón deportivo y emocional. Por suerte, desde hace ya unos cuantos días me he ido encontrando mejor, pero en el fútbol como en la vida, la mala suerte también juega un papel”, escribió.

También explicó cuando y cómo se produjo la lesión.

“Ayer, tras el partido, me quedé entrenando sobre el terreno de juego y noté un pinchazo en el gemelo izquierdo. Hoy me han realizado las pruebas y se ha confirmado que tengo una lesión muscular”, apuntó.

El revuelo que causó su convocatoria con la selección para los partidos frente a Grecia, Georgia y Kosovo cuando no había podido estar en Balaídos con el Madrid justo antes del parón, se agranda con esta nueva lesión.

Ayer, miércoles, Ramos salió faltando cinco minutos para el final del partido frente Kosovo, pese a ir ganando por 3-1.

“Si hay algo que me duele es no poder ayudar al equipo en estos partidos de máxima exigencia en los que nos jugamos la temporada y también no poder devolveros sobre el terreno de juego el cariño y la energía que me transmitís”, comentó en estas frases dirigidas a los aficionados.

“No puedo hacer otra cosa que hablar con franqueza, trabajar duro y animar al equipo con el alma”, finalizó Sergio Ramos.